Creación de una empresa internacional online fidulink crear una empresa online crear una empresa offshore online

De los 139 países que acordaron el jueves el nuevo impuesto mínimo global sobre la reforma tributaria internacional, faltan 9. Entre ellos, tres son miembros de la Unión Europea (Irlanda, Hungría, Estonia), dos son países africanos (Kenia, Nigeria) y dos son conocidos por ser paraísos fiscales (Barbados-San Vicente y las Granadinas). Además Perú, que se abstuvo de firmar por falta de gobierno, y Sri Lanka.

Pero lo que llama la atención de nuestros expertos es la ausencia de Irlanda, cuyo tipo impositivo (12,5% mostrado pero en realidad más cercano al 2 o 3%) hizo fortuna al atraer a su suelo miles de millones de dólares en ganancias de las corporaciones estadounidenses. El gobierno irlandés se ha opuesto durante mucho tiempo a dicha reforma. Según sus cálculos, la creación de un tipo impositivo mínimo para las sociedades daría lugar a una pérdida de ingresos fiscales de 2 a 2,4 millones de euros en el presupuesto irlandés, o una quinta parte de los ingresos totales del impuesto sobre sociedades.

Estonia y Hungría, mientras tanto, son los últimos países de Europa del Este en resistir. En la era postsoviética, estos países generalmente se embarcaron en una estrategia que apuntaba, a través de impuestos favorables, a atraer inversiones de empresas que necesitaban una fuerza laboral con bajo valor agregado. Hungría tiene, por tanto, un tipo impositivo nominal del 9,5%. Estonia, por su parte, exime de todos los impuestos los beneficios que no se distribuyen, en caso contrario se aplica un tipo del 20%. “Estos países son reacios a romper su modelo de desarrollo”, indica una fuente familiarizada con el asunto. En las negociaciones, Estonia exigió la posibilidad de no gravar los beneficios retenidos durante un período de 4 años. Se opusieron al fin de la inadmisibilidad.

Barbados-San Vicente y las Granadinas son los dos últimos países con impuestos muy bajos para mantenerse al margen. Corren el riesgo de verse aislados, ya que no solo se han adherido todas las principales economías, sino también muchos paraísos fiscales de renombre como las Bermudas, las Islas Caimán y las Islas Vírgenes Británicas. Nigeria y Kenia, mientras tanto, son miembros del G24 que representa los intereses de los países en desarrollo.

Critican que el pilar 1 de la reforma sobre el reparto de derechos para gravar los excedentes de beneficios de las multinacionales concierne solo a un centenar de empresas. Quieren aumentar el número. El acuerdo lo prevé sin embargo, pero con un horizonte lejano. En 7 años, una cláusula de revisión podría permitir reducir el umbral de facturación global de las empresas en cuestión a $ 10 mil millones, frente a $ 20 mil millones en la actualidad.

Traduzca esta pagina ?

Sin publicarpor favor espera
Soporte Tecnico en Vivo
Online!

Agente en línea

fidulink

DOCUMENTOS FIDULINK REQUERIDOS

×
PASO 1.
×
PASO 2.
×
PASO 3.
Idioma »